diferencia entre jamon serrano y jamon iberico

Diferencia entre jamón serrano y jamón ibérico

¿Llamamos correctamente por su nombre al jamón? ¿Jamón serrano o jamón ibérico? Te contamos la principal diferencia entre los dos tipos.

Origen

El jamón serrano procede de un cerdo blanco. El cerdo blanco puede ser originario de otros países, mientras que el jamón ibérico procede de cerdos de raza ibérica, autóctona de nuestro país, de España, y no se puede encontrar en ningún otro lugar del mundo. Por tanto, el cerdo ibérico solo se encuentra en nuestra península ibérica, y por tanto el origen del cerdo lo que marca la diferencia entre jamón serrano y jamón ibérico.

Alimentación y cuidados

También encontramos otra clave para su diferenciación, y es la alimentación y cuidado del animal. El cerdo ibérico vive en libertad en amplias dehesas y se alimenta principalmente de bellotas y otros frutos naturales durante la montanera, así como piensos ricos en ácidos oléicos. Un cerdo ibérico siempre irá en búsqueda de las mejores bellotas. El cerdo blanco sin embargo se cría de manera extensiva (a veces pueden correr por el campo en el mejor de los casos) o crecen en un establo. Su alimentación es a base de piensos y su  forma de elaboración es: salazón, secado y maduración.

Procedencia

En cuanto a su procedencia, el cerdo ibérico puede venir de padres ibéricos puros, y si además, el cerdo es de raza pura, esto es, de madre y padre ibérico 100%, estará inscrito en el árbol genealógico de AECERIBER. También está el cerdo ibérico 50%, con madre ibérica pura y padre puro de otra raza. Después encontramos el cerdo ibérico al 75%, con madre ibérica pura y padre ibérico al 50%.

Carne y sabor

La característica de su carne y sabor también lo diferencian del jamón serrano. El ibérico se caracteriza por una sabrosa carne que va de un color rosado al rojo púrpura. Posee una textura poco fibrosa y su apreciada grasa distingue a los cerdos ibéricos que han comido bellotas. Por su parte el jamón serrano jamón ibérico tiene menos proteínas de calidad, es algo más salado, y tiene un porcentaje superior de sodio que el jamón ibérico.

El cerdo ibérico tiene una genética que le permite almacenar grasa en su tejido muscular. Esta grasa brillante es la que dará un sabor delicioso que se va a apreciar en cada loncha. El ácido graso principal que lo constituye es el ácido oleico y solo el aceite de oliva tiene mayor contenido en este ácido que el jamón ibérico.

Denominaciones de origen

Por lo tanto, el jamón ibérico es patrimonio exclusivo de España pues nuestro país posee las condiciones climatológicas necesarias para su elaboración y maduración. Existen cuatro denominaciones de origen: D.O. Extremadura; D.O. Huelva; D.O. de Los Pedroches y D.O. Guijuelo. El jamón serrano puede encontrarse en cualquier otro país, y en nuestro país existen dos denominaciones de origen: Jamón de Teruel y Jamón de Trévelez.

¡Ahora ya sabes elegir bien!