cuando caduca el turron

¿Cuando caduca el turrón?

Cuando llega la Navidad, los alimentos juegan un papel importante. Comenzamos con la esperada cena de empresa, seguimos con Noche Buena, comida de Navidad en familia, cenas con amigos con motivo del amigo invisible, celebrar la Noche vieja, comida de Año Nuevo, el roscón de Reyes… Comemos y bebemos alimentos bien seleccionados para estas fechas, uno de esos alimentos a destacar es el turrón. Sin duda el turrón es el protagonista de la Navidad. Todos esos momentos en familia o amigos están acompañados de un buen turrón. Y cuando termina la Navidad, siempre sobra ese turrón que ya no has podido comerte debido al hinchazón. Y entonces, ¿lo tiramos? ¿guardamos el turrón? ¿El turrón es caduco? ¿Puedo comer el turrón que me ha sobrado del año anterior? ¿Usarlo en verano para receta? ¿cuánto nos puede durar un turrón pasadas las navidades? ¿Se puede reciclar de un año a otro?

Antes de entrar en detalles, es muy importante tener en cuenta que todos los alimentos deben consumirse en la fecha recomendada por el fabricante. El turrón no es una excepción, pero sí es algo más flexible.  Te contamos por qué. El turrón es un alimento que no tiene fecha de caducidad como tal, sí tiene fecha de consumo preferente. La vida útil del turrón depende mucho del tipo o la variedad, pero suele durar entre 15 y 18 meses tras su fabricación. El alto contenido en aceites que proceden de los frutos secos con los que se fabrica el turrón, así como el alto contenido de azúcares, permite que el turrón se conserve bastante bien durante muchos meses.

Para proteger el turrón y hacer que este se mantenga en perfectas condiciones hay que almacenarlo protegido de la luz y bajo unas condiciones de temperatura constantes, siempre en su envase original y a quienes prefieren conservarlo en la nevera pues las bajas temperaturas de la nevera no ayudan a la proliferación de bacterias y microorganismos en los alimentos. Siempre debemos guardar el turrón en su propio envase, los fabricantes envasan la mayoría de turrones al vacío, así será más difícil que el turrón acabe en mal estado. Si el envase se ha roto o no presenta buen aspecto, usaremos un táper o papel de aluminio para guardar el turrón, siempre procurando que quede perfectamente sellado.

Si respetamos esto el turrón puede aguantar en perfecto estado hasta 10 meses, llegando incluso hasta los 15 meses para algunas variedades concretas de turrón. Por tanto, podríamos consumirlo sin problemas. Algunas variedades presentan peor durabilidad, resisten peor el paso del tiempo los turrones de yema o aquellos turrones que incorporan ingredientes poco habituales como cacao o fruta desecada. Así mismo el turrón de Jijona que contiene almendra picada se conserva mejor que el turrón de Alicante, pues el de Jijona consigue soltar más aceites del fruto seco y por tanto ayudan a la conservación del producto, aunque hay que vigilar que no tenga una excesiva pérdida de aceite debido a la temperatura ambiental.

Hemos de destacar que, aunque el turrón permita su consumo después de 10 meses, su sabor, textura pueden no ser las idóneas, pues pueden agriarse las almendras y frutos secos con los que se prepara. Los expertos recomiendan no sobrepasar esta fecha.

En Grupo Lamont cumplimos con lo que los expertos recomiendan. Trabajamos con diferentes marcas reconocidas de turrones. Nuestros proveedores se someten a rigurosos controles de calidad para proporcionar los alimentos en perfecto estado. Cabe destacar, que en Grupo Lamont trabajamos con turrones propios de cada año, cada Navidad los turrones de nuestros lotes llegan recién elaborados de fábrica y pasada esa navidad se retiran, esperando la próxima navidad para volver a recibir un turrón recién elaborado. ¡Le invitamos a conocer los lotes de Navidad elaborados con este producto tan deseado en Navidades, le sorprenderá la gran variedad de turrones que tenemos!